Desde niña he sido peligrosa con una brocha en la mano. Que se lo pregunten a mis hermanas, un día decoré una sábana blanca con esmalte rojo de uñas...El almohadón estaba bordado en ese color y la sábana no tenía nada, había que arreglarlo... Sigo con brochas y pinceles de todos los tamaños, intentando hacer de mi mundo un lugar un poco más bello. En este blog también encontraréis algunas de mis costuras y bastantes cosas recicladas, campo en el que no paro de investigar.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Tutorial de cestas de papel periódico


Es más fácil de lo que parece. Tomamos un periódico atrasado, o unos folletos publicitarios....
Hoy vamos a usar folletos de media markt, llenos de tonos negros y rojos, con toques azules y blancos.
Bien, cogemos las hojas enteras y las cortamos a lo largo en cuatro trozos. Hay que doblar estas tiras y sujetar el extremo con un poco de cola de carpintero para que no se suelte. Poned pinzas de la ropa para fijar bien mientras se secan las tiras.

Cuando tengas un montón de tiras pegadas y secas, empiezas a realizar la base. Cruzas cuatro tiras según se ve en la foto. Puedes fijarlas con un punto de cola o no, todo va en gustos.

Has de ir añadiendo tiras una a una, hasta alcanzar el tamaño de base deseado.

Ahora, mide los cuatro lados de tu base para calcular la longitud que necesitas para los cuatro laterales, si no te da con una tira, añádele el trozo que te falte. Vamos a empezar a subir la pared. Sujeta el extremo de la tira que añades con una pinza a la esquina, doblando un trozo para que sea firme y no se mueva mientras trabas. Dobla, empezando por el lado de abajo de la foto, la primera de la izquierda hacia adentro, salta una, dobla la siguiente hacia adentro y así hasta finalizar la fila.

Levanta las tiras que están tumbadas, haz el ángulo en la esquina de la derecha y continúa con la segunda cara. Repite para levantar las otras dos.

Cuando llegues al principio de la vuelta, esconde los extremos detrás de las tiras que suben (recorta si hace falta )y sujeta con un punto de cola. No olvides empujar bien toda la pared hacia abajo, para que no queden huecos muy grandes. sigue añadiendo tiras hasta alcanzar la altura deseada.

Cuando alcances la altura que quieras, dobla alternativamente una tira hacia afuera y otra hacia adentro, presionando bien para que quede junto y tus pareces sean fuertes.
Dobla el extremo de una de las tiras que suben e introdúcelo por dentro de la tira que está debajo. Realiza esta operación con todas las tiras para rematar el borde.

Si te parece muy complicado, puedes cubrir el borde con una tira abierta. Recorta los bordes hasta dejarlos rasos y encola la tira por encima, pegando la mitad por fuera y la otra mitad por dentro.

Para hacerla más resistente, prepara una mezcla con cola y un poco de agua, y pinta toda la cesta por dentro y por fuera. Luego deja secar.
Y esta es la cesta finalizada. La primera siempre es la que peor queda, pero le coges mucho cariño por ser la primera. No es difícil, solo cuestión de un poco de paciencia.


1 comentario:

  1. Si no quieres que se vea el papel puedes pintarla con acrílicos y barnizarla después.

    ResponderEliminar